miércoles, 7 de agosto de 2013

Con Sofía Rhei imaginamos un joven Moriarty



Hoy, os traigo un libro al que le tuve que dar una segunda oportunidad. Como en todo, las segundas o terceras oportunidades hay que darlas. A veces sale bien, otras no, en este caso este libro me ha encantado. Recomendable.

Un libro divertido, lleno de humor, con “cameos” de personajes históricos (reales y ficticios) y sin contaros nada más os explico un poco su argumento.

James Moriarty, aquí, es un niño curioso, un poco antisocial, competitivo (sobre todo con su hermana), vengativo, pero todavía no es tan malo como lo creo Arthur Conan Doyle (es decir, Moriarty es el malo malísimo de las novelas de Sherlock Holmes).

Un día su tío Theodosius llega de uno de sus grandes viajes con una especie que todos creían extinguida, un pájaro dodo. Entre las leyendas que corren sobre este pájaro, todos los invitados que acuden a la fiesta de bienvenida del tío, tendrán motivos para hacerse con el dodo que desaparece durante la fiesta. Los hermanos Moriarty,  Arabella y James, competirán por solucionar el enigma. Tal y como haría Sherlock Holmes, intentará averiguar quien se hizo con la extraña ave. Muchas sorpresas que no desvelaréis hasta el final del libro.

Descubriréis al señor Darwin defendiendo su teoría de la evolución en contraposición con la que defiende el tío Theodosius. También encontraréis otros cameos como el de Charles Dodgson, cuyo pseudónimo no es otro que el de Lewis Carroll creador de Alicia en el País de las Maravillas.


El compañero de aventuras de James Moriarty no es otro que John (Watson). Estas y más sorpresas que se pueden ir descubriendo poco a poco en esta novela que aunque destinada a un público más juvenil, la recomiendo para todos los públicos. Referencias literarias que se entremezclan en la narración y todo tipo de juegos lingüísticos que os harán pasar un buen rato.

Solo un aspecto negativo, el principio se hace un poco largo y la trama más interesante tarda en llegar pero es la manera de ir descubriendo todos los datos interesantes que van apareciendo.

Sofía Rhei recrea lo que pudo haber sido la infancia del joven Moriarty en una divertida época victoriana. Con un humor sutil, digno para todo tipo de público, despertaréis la curiosidad por conocer algo más de este personaje sino lo conocíais y de otros que aparecen en el libro como puede ser Darwin.

A la autora, ya la conocemos en este mundo de la literatura infantil y juvenil, bajo el pseudónimo de Cornelius Krippa podéis leer la colección fantástica de Krippys. Autora también de Cuentos y leyendas de objetos mágicos, Flores de Sombra y Savia Negra.

Las ilustraciones de Alfonso Rodríguez Barrera dan el toque de época que se merece a la historia, así como esa oscuridad y misterio mezclado con toques de humor, como la descripción de cómo James le quita la peluca a la baronesa Thyst que se supone que le gustaría conseguir al dodo porque su hígado es usado como crecepelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada